Números 23-24 - LAS PROFECÍAS DE BALAAM

Your video will begin in 5


34 Vistas
Published
Números 23-24
LAS PROFECÍAS DE BALAAM
(Los Viajes por el Desierto hasta Canaán.)

Domingo 7 de agosto de 2016.
9:45 a.m. EN LA CAPILLA DE FE.
Avenida Grau 802 - C, Barranco.
----------------------------------------­----------
Números 23:8 ¿Pero cómo podré echar maldiciones sobre quien Dios no ha maldecido? ¿Cómo podré desearle el mal a quien el Señor no se lo desea? (BAD)

Balac, sabía de las victorias de Israel sobre los amorreos y sobre Og. Ignorando que no estaban en los planes de conquista de Israel, trazó un plan para evitarlo y envió mensajeros a Balaam para solicitarle ayuda: “…Ven pues, ahora, te ruego, maldíceme este pueblo para que no invada”. Balac creía que si lograba que un poderoso adivino maldijera a Israel, le podría derrotar. Así que los ancianos de Moab y Madián pagaron el precio por su trabajo. Finalmente Balaam fue con ellos porque Dios le dijo que fuera y que hiciera lo que le mandase, sin embargo, su codicia pudo más y el Señor tuvo que usar su asna para que el Ángel lo reprendiera y se arrepintiera. Es así como llega a Moab ante el rey Balac para profetizar.

La primera profecía, (23:1–13)
Para prepararse para la realización de la obra, Balaam dijo a Balac que edificara siete altares sobre los que habrían de sacrificarse siete becerros y siete carneros(1) Entonces ordenó al rey: Ponte junto a tu holocausto(3), mientras él se alejaba diciendo, quizá Jehová me vendrá al encuentro(3). Efectivamente, Dios lo hizo y le dio un mensaje. Y cuando volvió, encontró a Balac, parado junto a su holocausto(16) y le declaró la profecía que el Señor le había dado.
La segunda profecía, (23:14–26)
Como antes, edificó siete altares y ofreció un becerro y un carnero en cada altar(14); entonces, Balaam se dirigió a encontrar a Dios(15). A su vuelta con la palabra del Señor(16), encontró a los príncipes de Moab con Balac junto a su holocausto(17).

La tercera profecía, (23:27–24:13)
“Y Balac llevó a Balaam a la cumbre de Peor (otra elevada montaña) que mira hacia el desierto”(28). Allí se presentaron idénticos sacrificios que en los casos anteriores(20). Sin embargo, cuando vio que parecía bien a Jehová que él bendijese a Israel(1) no se fue aparte como lo había hecho anteriormente, sino “miró hacia las llanuras de Moab donde Israel estaba acampado”. Vio las tiendas ordenadamente dispuestas “tribu por tribu” y el Espíritu de Dios vino sobre él(2).

La cuarta profecía, (24:14–25)
Antes de partir Balaam para volver a su pueblo, agregó una profecía final a Balac, acerca de lo que este pueblo (Israel) haría a su pueblo (Moab) en los postreros días. La palabra llegó sin los sacrificios preliminares o los actos de adivinación que habían precedido las primeras profecías.
Balaam captó una visión de una Estrella de Jacob(17), el rey que gobernaría a Israel en el futuro no ahora… no de cerca, dijo. Esto ha sido vislumbrado como una visión del Mesías, cuyo nacimiento sería notado por el aparecimiento de una estrella en el oriente (Mt. 2:2). Balaam vio el cetro que se levantaría y “aplastaría la frente” de Moab y los hijos de Set (17, “hijos de orgullo”) y que tendrían dominio(19) sobre sus enemigos.

Estimado amigo(a):
No hay maldición que pueda afectar a los que Dios ya ha bendecido. El Señor ha quitado las cadenas de la maldición de la muerte de nuestras vidas y nos ha bendecido con amor eterno ¿quién nos podrá separar del amor de Cristo?
(Fuente de las presentaciones: Ing. Caldas)
Categoría
Profecias Cristianas
Inicia Sesión o Registrate para dejar comentarios.
Anímate! Se el primero en comentar este video